Consejos saludables

Alimenta tu cerebro

El cerebro y los alimentos Ahora que comienzan nuevamente las clases, es el momento para reflexionar sobre la conexión entre el intelecto y la comida. Al igual que los demás…

El cerebro y los alimentos

Ahora que comienzan nuevamente las clases, es el momento para reflexionar sobre la conexión entre el intelecto y la comida. Al igual que los demás órganos del cuerpo, el cerebro se ve afectado directamente por lo que consumimos a diario. Pero además, el cerebro es el órgano central del sistema nervioso. Por lo tanto, hay que darle especial atención. Para cuidar tu cerebro no basta con hacer ejercicios de Sudoku, jugar juegos de estimulación cerebral en el celular, ni llenar todas las casillas de un crucigrama. Debes también cuidar lo que comes.

Qué alimentos consumir

Leche materna. Los primeros años de vida son claves para el desarrollo del cerebro. El MINSA recomienda a las madres lactantes continuar dando la leche materna a sus bebés: es el único alimento que contiene todos los nutrientes necesarios para el crecimiento y desarrollo del cerebro de un niño.

Verduras menos cocidas. Las verduras son una fuente importante de vitaminas en nuestra dieta, muchas de las cuales son básicas para el funcionamiento cerebral. Pero, ¿sabías que al cocer las verduras estas pierden sus propiedades? Intenta comer cada vez más vegetales crudos, o ligeramente cocidos al vapor. Sobre todo, intenta añadir vegetales de hoja verde oscuro, como la espinaca y la col verde.

Nueces y semillas. Las nueces y las semillas son una buena fuente de vitamina E. El consumo de alimentos altos en vitamina E ayuda a atrapar los radicales libres, que pueden dañar las células cerebrales. Consumir semanalmente nueces y semillas en pequeñas cantidades, dado que son muy calóricas, nos ayudará a prevenir el deterioro cognitivo y el Alzheimer mientras envejecemos.

Huevos. Los huevos son ricos en vitamina B6 y B12, y ayudan a reducir los niveles de homocisteína en la sangre. Los altos niveles de homocisteína pueden aumentar el riesgo de bloqueos en los vasos sanguíneos, de derrames cerebrales y de Alzheimer. Así, el consumo de huevos es beneficioso para un correcto funcionamiento del cerebro.

Qué evitar

Mezcla de alcohol y bebidas energizantes. De acuerdo con el MINSA, el mezclar una sustancia como el alcohol, que disminuye la actividad del cerebro, con las bebidas energizantes, que incitan un estado de alerta y euforia, provoca un estadio de confusión. En cada episodio de una mezcla así, mueren cerca de 50 mil neuronas y los neurotransmisores se ven afectados.

Mercurio. El mercurio es un elemento que puede ser altamente dañino para el cerebro en crecimiento de un feto. Es recomendable que, en especial durante el embarazo, cuidemos bien el origen del pescado y el marisco que consumimos, dado que estos alimentos pueden estar contaminados de metilmercurio.   

Cerebros de todas las edades

En un estudio realizado por la OMS a adolescente de 16 años en Chile, se mostró que tener una dieta equilibrada y rica en vitaminas y nutrientes mejora significativamente el desempeño académico. Pero el cuidado del cerebro no es exclusivo de los adolescentes. Debemos nutrirlo en todas las etapas de nuestra vida. Asegúrate de alimentarte a ti y a tu familia con alimentos ricos en vitaminas, en especial la vitamina E, B6 y B12. Además, debes estar alerta a las sustancias que pueden dañar el cerebro al consumirlas en exceso. Come bien, y pensarás mejor.

Publicado: 27/02/18

Expertos informan

Come Bien

Come Bien

El equipo editorial de comebien.pe.

Te puede interesar