Los expertos informan

¿Cómo hidratarnos en temporadas de mayor calor?

El agua se encuentra en grandes cantidades en nuestro organismo cumpliendo funciones vitales tales como transporte de nutrientes, eliminación de sustancias tóxicas  o de desecho, entre otras. Consumir suficiente líquido…

El agua se encuentra en grandes cantidades en nuestro organismo cumpliendo funciones vitales tales como transporte de nutrientes, eliminación de sustancias tóxicas  o de desecho, entre otras. Consumir suficiente líquido es importante para mantener la salud y para prevenir enfermedades como estreñimiento, cálculos renales (piedritas en los riñones), infecciones urinarias, calambres, etc. (Asociación de Dietistas del Reino Unido, 2017).

¿Qué sucede si no bebemos suficiente líquido?

Si no se consume suficiente líquido nos deshidratamos. Esto ocasiona que el cuerpo no disponga de suficiente líquido y electrolitos para funcional bien. En los adultos, es común encontrar sed excesiva, micción menos frecuente, orina de color oscuro, fatiga, mareos, mayor sensación de apetito, resequedad de piel, entre otros. (Clínica Mayo, 2017).

¿Qué factores hacen que uno se deshidrate más rápido?

Entre los factores más influyentes en la pérdida de líquidos están: clima o lugares calurosos, actividad física, enfermedades (fiebre, vómito, diarrea, etc.) y poco consumo de líquidos (Medline Plus, 2017). Estas diversas causas hacen que sudemos más o que no repongamos la misma cantidad de agua que el cuerpo pierde.

Entonces, ¿cuánta agua es necesario tomar por día o cómo sé si es suficiente?

La OMS/FAO recomienda que debemos ingerir entre 1.5 a 2.5 litros diarios de agua además de la que podemos encontrar contenida en los alimentos.

Podemos notar que necesitamos hidratarnos más si el color de la orina es muy oscura, ya que lo ideal es que tenga un color claro, tampoco debe ser transparente. Otra señal es que tenemos sed o que tenemos la piel seca de los labios o de las extremidades.

¿Cómo mantenernos hidratados este verano?

Te recomendamos que el consumo de líquidos o agua sea sostenida a lo largo del día, ¡no esperes a sentir mucha sed!. Si eres de las personas que no te gusta tomar agua, puedes tomar infusiones heladas, aguas de frutas o frutadas.

También podemos optar por comer alimentos con un alto contenido de agua como son las frutas y verduras, ya que son ricos en agua, vitaminas y minerales.  Las verduras que más agua tienen son la lechuga, la acelga, pepino, caigua y tomate. Las frutan que más nos hidratan son la naranja, mandarina, sandía, melón y fresas.

Para hidratarte este verano puedes intentar estas dos recetas:

Ensalada veraniega (para una porción, 90 kcal)

Ingredientes:

  • ½ tz de espinaca bebé
  • ½ tz de lechuga americana
  • ½ tz de tomate cherry
  • 1 mandarina
  • 3 almendras
  • Vinagre balsámico y sal al gusto

Preparación:

  1. Lavar las verduras. Trozar la espinaca y lechuga
  2. Cortar en mitades los tomates
  3. Lavar y pelar la mandarina. Quitar los hollejos de la mandarina (usar sólo los gajos)
  4. Tostar las almendras y picarlas finamente
  5. Mezclar los ingredientes, y colocar el vinagre balsámico y sal al gusto

Citrus mint (agua frutada para dos porciones, 30 kcal c/porción)

Ingredientes:

  • ¾ tz de fresas enteras
  • ½ naranja
  • 5 hojas de menta
  • Hielo
  • Agua

Preparación:

  1. Lavar y trozar la fruta
  2. Colocar en una jarra de vidrio la fruta con las hojas de menta
  3. Llenar con agua la jarra y dejar reposar unas 4 a 6 horas
  4. Poner hielo y servir

Publicado: 09/01/18

Expertos informan

Licenciada Angie Hmasaki

Licenciada Angie Hmasaki

Nutricionista de Nutri.tiva

Te puede interesar