Consejos saludables

¿Cuáles son las claves para vivir una larga vida?

Quienes hemos visto a muchos adultos mayores alcanzar o pasar los 100 años, nos sorprendemos de cómo han podido llegar hasta allí si no fueron famosos deportistas, nutricionistas ni precisamente llevaron una vida 100% saludable. En esta nota, demostramos de qué depende nuestro bienestar y salud.

La longevidad

Muchos de nosotros hemos visto a adultos mayores alcanzar, incluso pasar, los 100 años. Esto suele causarnos sorpresa cuando nos damos cuenta que no fueron deportistas famosos, nutricionistas, ni perfectamente saludables en cada minuto de su vida. Entonces, ¿qué los ayudó a llevar una larga vida? Un solo concepto: los hábitos. Más que la búsqueda de la perfección, la continuidad de los buenos hábitos es clave para vivir una larga vida.

Actualmente, de acuerdo a la OMS, se vive más tiempo en todo el mundo. De hecho, por primera vez en la historia, la mayor parte de la población tiene una esperanza de vida igual o superior a los 60 años. Actualmente, en el Perú, según los datos del INEI, los hombres vivirán en promedio 72 años, mientras que las mujeres vivirán 77,3 años. Pero muchos de nosotros esperamos vivir incluso más que eso. Para logarlo, debemos entender que no se trata de frenar el envejecimiento, sino de extenderlo.

Desde un punto de vista biológico, el envejecimiento se da por la acumulación de daños moleculares y celulares a lo largo del tiempo. Esto lleva al descenso gradual de nuestras capacidades físicas y mentales. Sin embargo, la OMS asegura que la vinculación entre edad y daños moleculares es relativa; depende en gran parte de los hábitos de cada uno. A continuación, te sugerimos ciertos hábitos a adoptar poco a poco en tu día a día para una vida larga y saludable.

Hábitos para una larga vida

1.- No fumes.

El cigarro contribuye a enfermedades del corazón, osteoporosis, problemas crónicos de pulmón, e infartos. Hace que sea más difícil respirar mientras hacemos ejercicio y, por lo tanto, puede causar que tengamos menos ganas de hacer ejercicio. Si has sido fumador en el pasado, no te desanimes: quienes dejan de fumar pueden reparar una porción del daño ya causado. Después de unos meses de dejar de fumar, el riesgo de enfermedades cardiovasculares decrece, y el riesgo de muerte por cáncer colorrectal también. Así que, ¡manos a la obra!

2.- Combina alimentos de varios colores.

Dado que las frutas y verduras suelen ser las partes más coloridas en nuestro plato de alimentos, concéntrate en tener una gama de colores en cada comida. Las frutas pueden ser una buena opción para “snacks” en lugar de alimentos refinados. Incluir una ensalada o unos vegetales salteados es un hábito que hará que tus comidas sean más ligeras, previniendo que te sientas pesado y sin ganas de trabajar o mantenerte activo. Y una buena alimentación, junto con actividad constante, contribuyen con una vida más larga.

3.- Busca regularidad.

Hoy en día, con la tecnología, el tráfico, y las nuevas formas de trabajo, a muchos nos cuesta seguir una rutina alimenticia. Es importante que busques regularidad en tus comidas, para prevenir un desorden alimenticio, que puede llevar desde la anorexia hasta la obesidad, ambas enfermedades que acortan la vida. Intenta no saltearte comidas, ni comer de más. Lo mejor es, sin importar qué ocurra en el día, tener planeadas tus comidas. Es un hábito simple, pero clave.

4.- Mantén la actividad física diaria.

Al igual que regular la alimentación, debemos estar conscientes de la actividad diaria que hacemos. No se trata de correr una maratón de 10 kilómetros cada dos meses; se trata más bien de buscar por lo menos media hora al día para hacer ejercicio, aunque sea moderado. En lugar de ver dos capítulos de una serie, puedes dedicarte a hacer una clase de pilates online durante uno de esos capítulos; en lugar de acercarte a la nevera a media mañana, puedes salir a caminar a un parque y respirar profundo. Verás que todo esto te hará sentir mejor, contribuyendo a que vivas más tiempo, y más feliz.

5.- Construye una red social presencial más fuerte.

En la actualidad, las redes sociales online dominan gran parte de nuestro tiempo libre. Pero ¿acaso aquellas personas que hoy en día admiramos por haber llegado a los 100 años, se pasaban los fines de semana en Instagram o Facebook? Nuestro bienestar psicológico también influye cuánto vivimos. Muchas investigaciones señalan que gran parte de nuestro bienestar psicológico depende de sentirnos parte de una comunidad, compartiendo con distintas personas una caminata juntos, o una conversación tranquila. Aunque el cansancio a veces nos invita a aislarnos, es importante esforzarnos por mantener el contacto con la familia y los amigos, volviéndolo un hábito.

Hábitos, siempre hábitos

Al igual que los niños y los adultos deben tener buenos hábitos si quieren habitar una vida larga, las personas mayores también. Mantener los hábitos sugeridos en la vejez es clave. Dejar de fumar, tener una buena alimentación física y social, y hacer ejercicio, ayudan a mantener la masa muscular, preservar la función cognitiva, retrasar la dependencia, y revertir la fragilidad. Incluso pueden mejorarse las facultades físicas y mentales. No importa la edad que tengamos ¡empecemos de una vez! Todos podemos vivir una vida más larga cambiando actitudes diarias. Los hábitos son la clave que nos ayudarán a poder disfrutar saludablemente de cada momento, desde la infancia hasta la vejez.

 

Vínculos utilizados

http://www.who.int/es/news-room/fact-sheets/detail/envejecimiento-y-salud

http://www.who.int/mediacentre/news/releases/2004/pr85/es/

https://gestion.pe/economia/inei-esperanza-vida-nacer-peru-72-anos-hombres-77-3-mujeres-104657

http://time.com/5159852/the-surprising-secrets-to-living-longer-and-better/

https://www.health.harvard.edu/healthbeat/tips-for-a-longer-life

Publicado: 25/09/18

Expertos informan

Come Bien

Come Bien

El equipo editorial de comebien.pe.

Te puede interesar