Guía de alimentos

Las frituras y el reuso del aceite: Peligro para la salud

Al igual que las proteínas y los carbohidratos, las grasas son macronutrientes esenciales y que se deben consumir en cantidades adecuadas para el buen funcionamiento del organismo. Especialmente antes y durante el embarazo y lactancia.

Al igual que las proteínas y los carbohidratos, las grasas son macronutrientes esenciales y que se deben consumir en cantidades adecuadas para el buen funcionamiento del organismo. Especialmente antes y durante el embarazo y lactancia.

Además de contribuir a satisfacer las necesidades energéticas, el consumo de grasas alimentarias debe ser suficiente como para satisfacer las necesidades de ácidos grasos esenciales y de vitaminas liposolubles. El consumo mínimo necesario para mantener un buen estado de salud varía tanto a lo largo de la vida de una persona como entre distintos individuos.

¿Y por qué deberíamos preocuparnos?

El último estudio de Arellano nos muestra que más del 60% de los peruanos consume alimentos fuera de casa, este dato nos genera una gran preocupación sobre todo porque un alto porcentaje de estos alimentos proceden de las frituras.

La fritura es un proceso culinario que consiste en introducir el alimento en un aceite o grasa caliente (más de 180°C), esta acción aporta sabor y textura a los alimentos, durante este proceso los alimentos también se exponen parcialmente al aire, durante variados períodos de tiempo, lo cual contribuye a la oxidación del aceite (principalmente las grasas insaturadas), sobre todo si hay residuos que potencian las reacciones de alteración actuando como catalizadores. Este proceso de oxidación del aceite produce sustancias altamente tóxicas para el cuerpo humano, como los radicales libres, ya que son capaces de alterar el metabolismo a nivel celular y genarar daño a la salud.

¿Por qué el aceite reusado puede provocar cáncer?

Radicales Libres

Las frituras producen radicales libres. Los radicales libres se forman naturalmente en el cuerpo y tienen una función importante en muchos procesos normales de las células. Sin embargo, en concentraciones altas, los radicales libres pueden ser peligrosos para el cuerpo y pueden dañar todos los componentes principales de las células, incluso el ADN, las proteínas y las membranas celulares. El daño a las células causado por los radicales libres, especialmente el daño al ADN, puede tener un papel en la formación del cáncer, envejecimiento prematuro, cataratas, carcinogénesis y aterosclerosis. A su vez, esta última provoca hipertensión, angina, isquemia, accidentes cerebrovasculares y otros problemas.

Acrilamida

La acrilamida es un producto químico que se puede formar en algunos alimentos durante los procesos de cocción a alta temperatura, como freír, asar y hornear. La acrilamida en los alimentos se forma a partir de azúcares y un aminoácido (asparagina) que están presentes naturalmente en los alimentos; no proviene de envases de alimentos o del medio ambiente.

La acrilamida se encuentra principalmente en los vegetales, tales como productos de la papa, productos del grano, o café. La acrilamida no se forma, en productos lácteos, carne y pescado.

Nuestro organismo tiene la capacidad de combatir estas sustancias toxicas y eliminarlas del organismo, sin embargo si el consumo es elevado y frecuente (por ejemplo consumir aceite reusado), significaría que el nivel de sustancias toxicas superaría la capacidad de nuestro organismo para eliminarlas, debemos preocuparnos.

EL PROBLEMA NO ES EL ACEITE SINO LA OXIDACION DEL ACEITE POR EFECTO DEL CALOR.

Hay que recordar que nuestro organismo necesita consumir grasas de preferencia grasas de origen vegetal, sin embargo, si estas grasas se someten a altas temperaturas en repetidas ocasiones este nutriente se convierte en una sustancia peligrosa que incluso favorece la aparición del Cáncer entre otras enfermedades.

¡Presta atención a estos consejos!

Publicado: 13/10/17

Expertos informan

Come Bien

Come Bien

El equipo editorial de comebien.pe.

Te puede interesar