Consejos saludables

“Mi hijo no come lo que le doy”

La importancia de educar en alimentación saludable a los más pequeños desde que aprenden a comer por sí solos. Comida rechazada Muchas veces, nos quejamos de que nuestros hijos no…

La importancia de educar en alimentación saludable a los más pequeños desde que aprenden a comer por sí solos.

Comida rechazada

Muchas veces, nos quejamos de que nuestros hijos no comen lo que se sirve en la mesa. Prefieren un pollo empanizado con mucha grasa y papas fritas, en lugar de un rico pescado a la plancha con papas asadas, o les damos de postre helados con colorante en lugar de helados de fruta o simplemente fruta. ¿Cómo hacer para que los niños aprendan a comer más saludable por sí solos, sin que los tengamos que obligar? A continuación, te damos algunos tips.

Saludables desde pequeños

Da el ejemplo

A partir de los seis meses el niño comenzara a consumir alimentos, este proceso requiere de dedicación y conocimiento. Prepárate para esta etapa, recuerda que de ello depende el futuro y la salud de tus hijos. Posteriormente, a partir del año, tu niño podrá consumir alimentos de la olla familiar.

Si tus hijos te ven comiendo a diario grandes porciones de papas fritas, azucares y alimentos altos en grasas, no tendrás un buen argumento para que coman brócoli o espinaca. Un primer paso es que, sentados junto a ti en la mesa, tus hijos no te vean comer como una obligación sino disfrutar de los alimentos. Recuerda que no se trata de obligarlos, sino hacer que se deleiten con su comida. Los padres suelen ser los superhéroes de los niños, ellos quieren ser como tú, así que si eres de los que no prefiere las carnes a la plancha o las verduras, ellos te imitarán.

Juega al mercado

Llevar a tus hijos al mercado es otro paso a tomar, para que empiecen a identificar distintas frutas, verduras, tubérculos, y tipos de carnes; incluso puedes ensenarles matemáticas: comparando precios y descuentos, aprenderán y contribuirán al ahorro en el hogar .

Ensénales a elegir bien sus alimentos y prémialos

Hacer que identifiquen la espinaca en contraste con la acelga, o diferenciar el salmón del bonito. ¡Incluso pueden ir ganando puntos si les va bien, y puedes darles un premio por cada cierta cantidad de puntos! Intenta que vayan aprendiendo la importancia de consumir alimentos con distintas vitaminas, como plátanos para el potasio, naranjas y espinaca para la vitamina C. Leche y huevos para el calcio, y productos animales para la vitamina B12, o hígado para el hierro y zanahoria. Mangos y papaya para la vitamina A, entre otros alimentos.

Cocina con tus hijos

Esto los ayudará a emocionarse por lo que van a consumir, y también a consumir porciones adecuadas. La OMS asegura que los países en desarrollo, como el Perú, la población se vuelve más sedentaria y se incrementa el acceso a alimentos hipercalóricos. Concéntrate en cocinar platos ricos en vegetales, frutas, y proteínas, de forma divertida. Luego, al sentarte junto a ellos, muéstrales cómo comer con moderación, es decir, hasta antes de quedar muy llenos.

No te olvides que el agua es un nutriente fundamental para una adecuada alimentación, dales agua a tus hijos.

Siembra lo que comes y compra frutas y verduras de estación.

No es tan extravagante como suene para quienes no están acostumbrados a la vida de campo. Sembrar una planta con frutos comestibles hará que tu hijo o hija valore lo que se le pone en el plato cocinado con esta fruta o vegetal. No es muy difícil sembrar tomates, espinaca, o incluso comenzar con hierbas como la albahaca o el perejil. La OMS recomienda que los niños lleven una dieta alta en frutas y vegetales; compra y consume alimentos de estación y en la región que vivas, averigua la mejor época del año para sembrar la fruta o el vegetal más adecuado, intentando buscar, por qué no, una de un color que le guste a tus hijos y si viven en departamento, te comento que esto no es un impedimento, busca que alimentos pueden crecer en un macetero, la idea es vivir la experiencia. ¡No lo crees??, hazlo y veras que es verdad!: estos son los detalles que suman.

Celebrar lo sano

A los niños, igual que a muchos adultos, les gustan las celebraciones. Haz de la alimentación saludable una actividad divertida, ya sea sembrando, cocinando, concursando en el mercado y, ante todo, comiendo de manera ejemplar, podemos hacer que nuestros hijos aprendan a nutrirse de forma saludable,esto contribuye a reducir el riesgo de los actuales problemas principales en niños y adolescentes, incluyendo la obesidad, distintas enfermedades cardiovasculares, el cáncer, y los desórdenes alimenticios. Celebremos entonces lo saludable, y ayudemos a nuestros hijos a crecer consumiendo lo mejor para ellos.

Recuerda que los padres decidimos la alimentación de nuestros hijos, no ellos; esto marca la diferencia sólo su nutrición sino la probabilidad que sean adultos sanos, productivos y felices.

Publicado: 30/11/17

Expertos informan

Come Bien

Come Bien

El equipo editorial de comebien.pe.

Te puede interesar

  • Daniel Hurtado Brenner

    Lo mejor es enseñarles a NO COMER ALIMENTOS ENVASADOS. Punto.