Mitos y verdades

Mitos y verdades sobre el ayuno

El ayuno es una práctica milenaria que los humanos han aplicado a su rutina alimenticia en distintas culturas y épocas. Hoy en día hay mucha información sobre el ayuno, desde planes de beber solo líquidos para adelgazar, hasta haber llegado a convertirse en una enfermedad para algunos (la anorexia).

El ayuno

El ayuno es una práctica milenaria que los humanos han aplicado a su rutina alimenticia en distintas culturas y épocas. Hoy en día hay mucha información sobre el ayuno, desde planes de beber solo líquidos para adelgazar, hasta haber llegado a convertirse en una enfermedad para algunos (la anorexia). ¿Qué es cierto y qué no sobre lo que escuchamos del ayuno? Los mitos y verdades a continuación te ayudarán a esclarecer lo que significa un ayuno y las consecuencias que puede traer.

Mitos sobre el ayuno

El ayuno es solo para fanáticos.

El ayuno es una práctica que, responsablemente, pueden hacer todo tipo de jóvenes y adultos (menos las madres gestantes). El ayuno intermitente por ejemplo, es decir, dejar de comer por 12 horas (cenar un poco más temprano y desayunar un poco más tarde), ya es un paso para dejar que nuestro sistema digestivo descanse y se renueve.

El ayuno solo afecta al sistema digestivo.

Luego de doce horas de dejar de ingerir alimentos, el cuerpo utiliza sus reservas de grasa y masa muscular, alterando las funciones de algunos órganos fuera del sistema digestivo. Juan Carlos Barboza, nutricionista del Instituto Nacional de la Salud (INS), asegura que el sistema nervioso puede verse afectado dejando incluso secuelas irreversibles a nivel cerebral.

El ayuno puede hacerse sin supervisión médica.

Si deseas ayunar para efectos de purificación o eliminación de toxinas, es importante recibir ayuda de un especialista. Hay a quienes, por su constitución física, les conviene más desintoxicarse sin dejar de comer; estas personas ingieren más cantidad de ciertos alimentos, como verduras y frutas y aumentan su consumo de agua.

Verdades sobre el ayuno

El ayuno prolongado suele tener consecuencias negativas.

Ayunar por un largo periodo de tiempo puede traer mareos, dolor de cabeza, cansancio, mayor frecuencia cardíaca y molestias gástricas. Puede también subir los niveles de ansiedad y estrés, afectando nuestro humor de manera negativa.

Un ayuno bien hecho puede ayudarnos a “resetear” el organismo.

De acuerdo con la especialista Rosa Salvatierra del INS, el ayuno controlado puede ser saludable. Al no ingerir alimentos, los sistemas naturales de desintoxicación del organismo tienen la oportunidad de purgar al cuerpo de sustancias nocivas.

Los adultos mayores, los niños y las madres gestantes deben evitar el ayuno.

Las necesidades fisiológicas de estos grupos de personas son distintas a las de jóvenes o adultos de mediana edad. El ayuno puede ser verdaderamente perjudicial para sus organismos.

Ayuno responsable

El ayuno no es un juego. El hambre no siempre significa desintoxicación, pues puede incluso resultar en enfermedades. Tampoco es válido ayunar un día para el próximo día llenarnos de comida chatarra. Una alimentación saludable diaria puede ser más beneficiosa que un ayuno esporádico cada par de años, cuando llevamos tiempo llenándonos de grasas perjudiciales y muchos azúcares. Sé más consciente de tu alimentación cada día y, si quieres ayunar, no dudes en consultar a un especialista.

Publicado: 27/03/18

Expertos informan

Come Bien

Come Bien

El equipo editorial de comebien.pe.

Te puede interesar